LAS PRETENCIONES DE PORTUGAL

LinkExchange
LinkExchange Member

Durante el reinado de Eduardo I de Portugal, los portugueses, que ya habían ocupado Ceuta en 1415, intentaron apoderarse de Tánger en 1437.

La ciudad fue defendida con éxito por Salah Ben Salah, Señor de Tánger y Arzila. Los Mujahedines infligieron una dura derrota al ejército Lusitano.

De nuevo en 1458 hubo otra tentativa, siendo repelidos.

En 1464 , bajo el reinado de Alfonso V, la flota portuguesa al mando de Luiz Méndez de Vasconcellos lo intentó nuevamente.

Por fin el 28 de Agosto de 1471 Tánger fue ocupada por Alfonso V y Don Juan, hijo del Duque de Braganza.

Durante el largo periodo de ocupación (1471-1662), conoció la ciudad un florecimiento del comercio.

En 1581, Portugal pierde su independencia y pasa, junto con Tánger a depender de la Corona Española.

A raíz de esto, todas las colonias portuguesas perdieron poco a poco todo el carácter de centros comerciales pasando a ser meras fortificaciones.

Esta situación se mantuvo hasta 1643, fecha en la que Tánger, en tiempos del Gobernador Rodrigo de Silveira, pasó nuevamente a depender de la autoridad de Lisboa, que aún bajo la jurisdicción Española, gozó de una amplia autonomía política y administrativa, siendo sus gobernantes portugueses.

Con posterioridad a esto, Portugal recobra su independencia siendo proclamado rey D. Juan IV, de la dinastía de los Braganza.

Inscripción portuguesa en una de las murallas, vestigio de un pasado Lusitano

Inscripción en una de las murallas

La ciudad de Tánger y con el fin de protegerla de sus enemigos, se rodeó de unas amplias murallas, de las que actualmente quedan algunos vestigios.

Portugal con el fín de asegurar su alianza con Inglaterra, negocia la boda de la Infanta Catalina de Braganza, hija de la Reina Madre Louisa de Braganza, con el Rey Carlos II. Pasando Tánger a ser parte de la dote que aportó la Infanta al casamiento.

El Rey Carlos II de Inglaterra

Carlos II de Inglaterra

El Rey Carlos II declaraba en el Parlamento:" La adquisición de Tánger debe ser contemplada como una joya de incalculable valor para la Corona Británica".

Portugal, después de 190 años de ocupación, el 30 de Enero de 1662, siendo Gobernador Luiz de Almeida, cedía las llaves de la ciudad a Sir Henry Moudaunt, II Conde de Peterbourought, instalándose en el "Castillo de los Portugueses" en la Kasbah.

La ocupación Británica tan solo duró 22 años (1662-1684), pero durante ese corto periodo de tiempo la ciudad se consolidó como una importante capital.